twitter facebook

23.06.17 | Facundo Ardusso y el poder de las adversidades

Informe: Prensa ACTC

 

Facundo Ardusso tiene 28 años, vive con sus padres en Las Parejas, está a ocho materias de recibirse de contador y, además, es uno de los mejores pilotos del país. El Flaco vive un presente armonioso: siente la presión de responder a un equipo oficial, se exhibe en plenitud deportiva y sueña con ser campeón del Turismo Carretera.

En 2008 tuvo un fuerte accidente y estuvo cuatro días en terapia intensiva. Cuando se despertó preguntó si el choque se produjo por su culpa y, después, si su familia lo apoyaba para seguir corriendo. “Algunas personas me dieron por muerto. Superar ese obstáculo me hizo entender que el automovilismo es mi pasión. Soy muy competitivo en todo aspecto de mi vida. Me despierto todos los días con la ambición de ganar en todo lo que corra”, remarca.

El santafesino que representa al Renault Sport Torino Team es, una vez más, un candidato que se postula al título más codiciado en el automovilismo deportivo a nivel nacional. “Soy consciente de que soy una de las principales amenazas para Josito, que es el líder del campeonato. Después del gran arranque que tuvo sé que lo puedo llegar a complicar. Pero no me relajo, la idea es seguir imponiéndole la presión que le metimos estas últimas dos fechas para ser campeones, que es el gran objetivo que tenemos”, anhela.

¿Qué diferencias ves en la llegada a un equipo oficial en el TC?
La gran diferencia que noto es el cuidado que le dan a la imagen del equipo, el orden que tienen y las tareas que cada uno ya sabe que tiene que cumplir. Todos tratan de hacer muy profesional al equipo y eso aporta para obtener buenos resultados. Tener una marca detrás pone mucha más presión, pero disfruto de eso también.

Durante tres años consecutivos, quien acumula 14 podios en su trayectoria en la divisional, llegó al desenlace de los certámenes como uno de los animadores. Pero en todas las oportunidades vio consagrarse a sus rivales, una imagen que no quiere que se repita.

¿Qué te falta para ser campeón?
Los años anteriores estuve en tres grandes equipos (LSG, Trotta y JP Carrera) y me permitieron terminar dos veces en el tercer lugar y uno en el quinto. Los conjuntos que habíamos armado con las estructuras fueron muy buenos. Si hubiese corrido con otra marca esas temporadas siento que ya podría haber sido campeón.

¿Cómo te definís como piloto?
El fin de semana en el autódromo me muestro como soy. Y lo mismo hago en la pista cuando respeto a los demás. Voy a tratar de sacar ventaja, pero siempre dentro de las reglas. Disfruto dedicarle tiempo a la gente. En cada fecha me tomo una hora o dos para estar con los fanáticos porque me pongo en su lugar y sé lo que significa ese momento para ellos. Cuando era chico y no veía a mis ídolos en las carreras me volvía triste a mi casa. Hoy, siendo piloto y estando del otro lado, tengo que mantener mi pensamiento.

Facundo Ardusso es un hombre sencillo que reconoce ser estructurado. Obtuvo el don de manejar como pocas personas lo pueden hacer, pero continúa caminando con el mismo perfil bajo las calles del pueblo que lo vio nacer.

Sueña despierto. Sueña con coronarse en el Turismo Carretera. Quizás a fin de año ese anhelo deje de ser solo un sueño. “Me tengo fe. Me veo campeón”, concluye.