twitter facebook

01.08.16 | UN GESTO VALE MAS QUE MIL PALABRAS

Informe: http://carburando.com/notas/un-gesto-vale-mas-que-mil-palabras

 

Hoy quiero aprovechar esta columna para contarte y mostrarte que además del desempeño deportivo y de escalofriantes maniobras que aplaudimos y destacamos de los pilotos hay otros gestos que engrandecen a los deportistas.

Muchas veces fui testigo preferencial de diferencias expresadas y manifestadas por pilotos hacia sus rivales en pista.

En algunos casos hasta reacciones totalmente reprochables y fuera de lugar. En menor medida de repudiables agresiones. Nada, pero absolutamente nada justifica la violencia.

Pero ayer en Buenos Aires, cuando culminó la carrera noté gestos humanos y sinceros de muchos pilotos.

Actitudes que engrandecen la condición humana sin manchar el talento y las condiciones de grandes referentes que son.

Los gestos acompañan generalmente a las palabras. Ayer fueron grandes gestos sin palabras y lo celebro.

Guillermo Ortelli no dudó en abrazarse con Matías Rossi, Christian Ledesma con Mauro Giallombardo, Gabriel Ponce de León con Matías Rossi y…Matías Rossi a pesar de la conocida, indiscutida y probada rivalidad con Agustín Canapino mientras caminaba hacia el podio, levantó su vista y lo buscó para felicitarlo. Canapino terminaba de ganar la carrera más importante del calendario de Súper TC 2000 legítimamente. Fue un gran gesto.

Hay que entender  y procesar,  aunque muchas veces los intereses cambien las cosas de lugar,  que las carreras terminan con la bandera de cuadros y las relaciones humanas con gestos cordiales deben  perdurar y fortalecerse con el paso del tiempo.

Solo eso, quería compartir con ustedes algo que por estos días cuando las actitudes miserables han ganado un terreno inimaginable hay ejemplos contundentes y son los que me gustaría que tomen como ejemplo los que recién se inician en este deporte que abrazamos con tanta pasión.

Ojalá este artículo llegue a los niños que se inician en este deporte y puedan asimilar que la cordialidad y los pequeños gestos construyen, distinguen y destacan las grandes personas.