twitter facebook

01.08.16 | Histórico triunfo de Canapino-Ortelli en los 200KM

Informe: Prensa Súper TC 2000

 

Ante 45 mil personas, el binomio de Agustín Canapino-Guillermo Ortelli (Chevrolet Cruze-Chevrolet YPF) ganó los 200 KM del Súper TC2000 en el regreso de la categoría al mítico autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires, en el marco de la séptima fecha del Campeonato Argentino y Sudamericano de la especialidad. Matías Rossi-Gabriel Ponce de León (Toyota Corolla-Toyota Team Argentina) y Christian Ledesma-Mauro Giallombardo (Renault Fluence GT-Renault Sport) fueron sus escoltas.

Luego de dos años, el “Coliseo Porteño” volvió a sentir la música inconfundible de los impulsores V8. La gente acompaño el espectáculo de manera notable y nada pudo parar el show del Súper TC2000 en Buenos Aires, pese a que las cuestiones climáticas no eran las mejores. Una vez más, la más tecnológica del Conosur hizo vibrar a los amantes del automovilismo en uno de los trazados más importante del país.

Desde muy temprano los equipos trabajaron para optimizar no sólo el rendimiento de sus unidades, sino para decidir la estrategia que iba a llevar a cabo cada una de las escuderías a la hora de decidir quién iba a ser el piloto que debía largar y quien el que iba a comandar la competencia en la parte final.

Tras la clasificación disputada en la jornada de ayer, la grilla de los 200KM mostró en la vanguardia al binomio conformado por Jose Manuel Urcera y Valdeno Brito. En segundo lugar se ubicó la dupla Agustín Canapino-Guillermo Ortelli. Damián Fineschi-Galid Osman partieron desde la tercera ubicación, mientras que Pernia-Santero lo hacían desde la cuarta colocación.

Minutos antes del comienzo, las escuderías entregaron a la CDA del ACA la información sobre los pilotos que iban a largar. Una vez desvelada esta esa incógnita, llegó la hora de la verdad, con el “top five” de la grilla compuesto por: 1° Brito, 2° Ortelli, 3° Osman, 4° Pernia y 5° Werner.

La luz paso a verde, movió mejor Ortelli y le ganó la pulseada en los primeros metros, pero el brasilero con su Fiat Línea, lo emparejó y recuperó el liderazgo del pelotón. Detrás se encolumnaban Fineschi, Pernia, Werner, Di Palma, Chapur, Ponce de León y Zonta.

Antes de finalizar la última vuelta, hubo “chapa-chapa” entre Brito y Ortelli, y el piloto de Fiat defendió la vanguardia con mucha autoridad.

La lluvia se hizo presente y era el condimento que le faltaba a la “carrera del año”: la mayoría de los pilotos ingresaron a la zona de boxes a realizar el cambio de neumáticos en la cuarta vuelta. El primero en tomar esta decisión fue Rafael Morgenstern (Team Toyota Argentina) y luego lo siguieron todos los demás.

Cumplida la séptima vuelta, la totalidad de los protagonistas habían realizado el cambio de compuesto, siendo los líderes de la competencia el binomio de Pernia-Santero. Segundo se ubicaban Rossi-Ponce y terceros Morgenstern-Rissatti.

Unos metros después, Ponce superó a Pernia y se adueñó de la vanguardia. El “Trueno de Tandil” también fue superado por Morgenstern, perdiendo dos ubicaciones en menos de una vuelta. Completaban el top ten en el inicio de la carrera: Chapur, Ledesma, Ortelli, Mallo, Zonta, Tuero y Cáceres.

Con el correr de los minutos, la lluvia se hacía cada vez más intensa y la visibilidad era cada vez menor. Ponce de León se mantenía como líder y su nuevo escolta era Ortelli, que lograba dar cuenta de Morgenstern en la vuelta 17. Cada vez faltaba menos para el giro 25, instancia en la cual comenzaba la ventana para realizar el cambio de piloto.

Dos vueltas más tarde, Ortelli le ganaba el duelo a Ponce y dejaba al Chevrolet Cruze en la cima del clasificador. Tercero se mantenía Morgenstern y cuarto Facundo Chapur, quienes dos giros más tarde se despistaron y perdieron varias posiciones. Gracias a este inconveniente, el nuevo escolta de la competencia era Ledesma, quien había largado en el puesto 23.

Ponce de León, pese a esto, no perdía mucho terreno y se ubicaba tercero. Esto desembocó en el ingrese del Auto de Seguridad. Una vez cumplida la vuelta 25, con el AS en pista, todos los pilotos entraron a realizar el cambio de piloto, menos Ventricelli, Manta, Coscia y Regalia.

La velocidad se reanudó en la vuelta 31 y comenzaba una nueva carrera. Canapino movió muy bien y mantuvo el liderazgo que le dejó Ortelli, su compañero de binomio. Giallombardo, con el Renault Fluende de Christian Ledesma, era su escolta. El tercer lugar estaba en manos de la joven dupla Manuel Mallo- Diego Azar.

El reloj se fue consumiendo y no hubo tiempo para más. Nadie logro batir Chevrolet Cruze N°5 de Agustín Canapino, quien consiguió la primera victoria de la marca del “moño” en la temporada. La carrera más importante del año finalizó por tiempo, debido a los inconvenientes climáticos, y la dupla Agustín Canapino-Guillermo Ortelli abrazó la gloria en Buenos Aires, ganando ambos por primera vez en su trayectoria los 200KM de Buenos Aires. Una victoria inolvidable para el “Titán” de Arrecifes, quien pudo darse el lujo de ganar una carrera en el mítico trazado porteño junto a su ídolo

Giallombardo y Rossi brindaron un buen espectáculo en los últimos instantes de la competencia. Esta batalla la ganó “Misil” de Toyota y se adueñó del segundo lugar, ubicación que festejó junto a Gabriel Ponce de León, su compañero de butaca. La “Rana”, quien manejó el Renault Fluence de Christian Ledesma, debió conformarse con la tercera posición.

Los binomios que completaron el “top ten” de la competencia del año fueron: Muñoz Marchesi-Augusto Scalbi, Luciano Farroni-Tom Coronel, Facundo Ardusso-Franco Vivian, Fabricio Pezzini-Luciano Ventricelli, Esteban Guerrieri-Ricardo Zonta, Leonel Pernia-Julián Santero y Matías Milla-Franco Girolami.

Con este resultado, el Campeonato de pilotos es liderado por Agustín Canapino con 128. En segundo lugar se ubica Facundo Ardusso, con 120 unidades. Pernia (98), Rossi (85) y  Fineschi (78) completan los primeros cinco lugares.

La próxima fecha del campeonato Argentino y Sudamericano se disputará el 03 y 04 de Septiembre en el “Callejero” de Santa Fe.


Declaraciones de los protagonistas:

Agustín Canapino (Chevrolet YPF): “Todo esto gracias a este gran tipo (Guillermo Ortelli), es mi ídolo. Fue una carrera que pasó de todo. Él me entregó el auto para ganar. Necesitaba mucho esta victoria. La carrera la ganó él. Se nos venía negando, esa situación se transformaba en impotencia, me daba mucha bronca. Hoy me descargué una tonelada, necesitaba la victoria. Sólo tuve que ponerle el moño. Empezó muy áspera, pero Guille hizo una gran remontada. Se dio todo, no habíamos practicado el cambio de pilotos. En el final me salvó la campana, porque Rossi venía muy fuerte desde atrás. Fue muy buena la decisión de los comisarios de neutralizar la competencia”.

Gillermo Ortelli (Chevrolet YPF): “Estoy muy feliz, agradezco profundamente a Agustín por la invitación. Ni dudé cuando me dijo que quería que corriera. Pasé un fin de semana en el STC2000 como hace tiempo no me pasaba. Él me anticipó todo lo que podía dar este auto. Cuando me fui afuera sentí que se me venía el mundo abajo, felizmente me pude recuperar. Fue una carrera llena de imprevistos pero todos resolvieron de la mejor manera. Le agradezco mucho a Canapino, subí al auto y no tuve sorpresas, el equipo siempre trabajó en función de la carrera. Iba fantástico, me trasmitía mucha confianza. Esta victoria me emocionó, conozco a Agustín de chiquito y lo quiero mucho”.

Matías Rossi (Toyota Team Argentina): “Estoy muy agradecido a todo el equipo. Se la hubiera peleado a Canapino, pero el segundo lugar es muy bueno. Felicito a toda la categoría porque fueron muy importantes las decisiones que tomó. Tuvimos un gran auto, felicito a todos los integrantes del equipo. Hay que agradecerle al público por todo el aguante que nos hizo bajo la lluvia. Estas carreras son muy lindas. Y viene otra casi igual como es el Callejero de Santa Fe”.

Gabriel Ponce de León (Toyota Team Argentina): “Pasamos un gran susto cuando nos fuimos afuera, me pareció que perdíamos todo, pero la suerte estuvo de nuestro lado, porque nos permitió salir del barro. Me insulté arriba del auto, hizo un trompo un rezagado en la bajada del tobogán y terminé en el barro. El de arriba me ayudó para salir y no quedar enterrado. El plan fue bueno, el auto se mostró muy bien abajo del agua. Muy feliz para estar nuevamente en un podio del STC2000. Ojala que podamos estar el año próximo”.

Christian Ledema (Renault Sport): “Fue un fin de semana muy complicado, el viernes arrancó muy mal para nosotros, yo seguí el sábado sin cambios, se trabajó toda la noche del sábado y lo que teníamos más en claro era que si llovía teníamos que poner las gomas y eso hicimos. Sufrimos mucho, el equipo trabajó de manera excelente. En lo personal es una descarga emotiva muy importante, a veces a uno se les van las ganas de correr, en mi caso me he refugiado en mi familia. Mi agradecimiento a Mauro, es un gran chico. Le agradezco a todos”.

Mauro Giallombardo (Renault Sport): “Estoy orgulloso de estar en este podio, con estos grandes pilotos. No podía creer que Christian largó 23 y me entregó el auto en el segundo puesto. Es muy bueno haber llegado al podio con tres marcas distintas. Antes del relanzamiento se me detuvo el motor, lo pude recuperar y traté de acercarme a Canapino, pero era prácticamente imposible, más sobre el final que venía con una goma pinchada”.